Gabriela Roman Esnaurrizar

Llevo pintando muchos años de manera intermitente como hobby, y es ahora, en este momento fascinante de mi vida, en el que me reencuentro y renuevo con este estilo libre y apasionado para dedicarme de lleno a la pintura abstracta, que es una de las pasiones más grandes de mi vida.

Me inspira la vida misma, la naturaleza, sus colores, sus texturas, sus aromas y las emociones que pueden despertarme, las cosas cotidianas, y su folklore, busco transmitir esas sensaciones en un lienzo de la manera con la que yo lo aprecio, ayudándome con pintura acrílica, pinceles, espátulas y cualquier objeto que me ayude a lograr diferentes texturas y diseños.

Prefiero una paleta de colores obscuros y al mismo tiempo brillantes y con mucha fuerza, nunca dejando de lado los colores que contrasten y transmitan alegría y paz, aunque en realidad todos los colores me gustan y me aportan mucha riqueza visual, creo que mucho tiene que ver con el estado de ánimo de ese momento en el que decides crear algo nuevo.

Lo que me encanta y atrapa del Arte Abstracto, es que cada persona puede experimentar diferentes sensaciones al observarlo y tiene tantas interpretaciones como espectadores tenga cada obra pictórica.