Arturo Begun

Hijo, amigo, baterista, novio, arquitecto, esposo, padre, abuelo, y siempre pintor.

Desde su infancia, ha estado inmerso en el arte de la pintura, influenciado por la profunda conexión familiar con el arte y la música. Su tío abuelo, Miron Sima, un pintor alemán/israelí destacado, y su abuelo Sasha, un prodigio del piano en su niñez, dejaron una huella indeleble en su camino artístico.

La batería se convirtió en su instrumento natural desde temprana edad, evolucionando con los años hasta alcanzar un nivel profesional. A lo largo de su trayectoria, la pintura y el dibujo han sido constantes compañeros.

Al ingresar a la carrera de Arquitectura, descubrió que la pintura y el dibujo eran elementos esenciales de su ecuación creativa, fusionando así su amor por el arte y la arquitectura de manera inseparable.

En la etapa actual de su vida, ya mayor, dedica cada día a sus pinturas con seriedad y profundo disfrute, consolidando así una conexión íntima con su expresión artística.